Para crecer, primero hay que soñar

Descripción

Soñar desencadena posibilidades y produce alternativas que no habrían existido si no las hubieras imaginado. La nueva realidad deja de ser inexistente en el momento en que se crea en tu mente. Piensa en ella a menudo y la acercarás a tu vida.

Reserva un poquito de tiempo cada día para soñar, llegaras muy alto. Tu limite es el cielo.

 

Tamaño